Cusco, Últimas Semanas – Meghan

A lo largo de dos meses en Cusco, he aprendido muchísimo. He aprendido sobre mi mismo, sobre la cultura de Perú, aprendí destrezas importantes, y más. Para dar un ejemplo, mientras trabajando con niños en un orfanato y chicas en una casa de acogida, aprendí que es importante tener mucha paciencia, una actitud positiva, creatividad y mucha energía. Cada día que fui a mi pasantía, no sabía que debía anticipar. Por eso, también tuve que ser flexible y entender que nunca iba a saber que ocurriría.

Junto con lo que aprendí durante mi tiempo en Cusco, también tenía muchas oportunidades para hacer un montón de cosas diferentes. En mis últimas semanas, hice mucho. Aquí abajo escribí sobre algunas de mis experiencias favoritas de mis últimas semanas en Perú:

  • Un día, Quinn, Molly y yo exploramos los alrededores de Cusco en cuatrimoto. Temprano, fuimos una hora en combi a un pueblo donde aprendimos como manejar los cuatrimotos. Después, fuimos algunas 2 horas por el bosque y el campo hasta llegamos en algunas ruinas. Hicimos un tour y volvimos. Volvimos tarde porque Quinn tuvo dolor de estomago y tuvimos que esperar hasta que ella sentía mejor a continuar. Durante el día, vimos vacas y otros animales, paisajes preciosos, las ruinas, y más. Fue un buen día.
    Processed with VSCO with c1 preset
    Esperando pasar las vacas
    Processed with VSCO with c1 preset
    Molly y yo

    Processed with VSCO with c1 preset

  • Un fin de semana, mi amigo Dario y yo hicimos una caminata en la montaña de siete colores (en inglés, se dice ‘Rainbow Mountain’). Es una ruta de 6 horas caminando, incluye descansos para desayunar y almorzar y el viaje en coche es 3 horas de ida y vuelta. El viaje duró todo el día y tuvimos que despertarnos a las 3 de la mañana para llegar a tiempo. La montaña es increíble y habían dos otras vistas de un valle y la montaña Ausangate. Creo que la vista de Ausangate era mi favorita. Este viaje era un de mis favoritos de todo de Perú.
    Processed with VSCO with c1 preset
    La montaña de siete colores

    Processed with VSCO with c1 preset
    Ausangate
  • Los cumpleaños de mi compañera de cuarto Emma era otro día favorito para mi. Primero, cuatro de nosotras fuimos a una tienda de chocolate donde ayudé a hacer chocolate y comimos fondue. Después, cenamos en un restaurante indio donde la comida era riquisima. Compartí con Quinn porque las porciones eran grandes. Finalmente, para celebrar, fuimos a las discotecas y quedamos con los ingleses de nuestra caminata a Machu Picchu. Todos bailamos y nos divertimos.
  • Goodbyes – En los últimos días, pasé mucho tiempo en cafés haciendo cosas para preparar para el semestre que viene. También, dije adios a muchos de mis amigos que he conocido durante mis meses en Perú y dije adios a mi nueva ciudad. Estoy muy, muy agradecida por mi tiempo y todas mis experiencias en Cusco y en Perú. No puedo esperar para mi próxima aventura.

Xx Chau,
Meg

Olivia Madrid- Semana 7

Durante mi última semana an la ciudad, hice muchas cosas de último minuto, como comprar regalos y probar restaurantes diferentes. El lunes, fui al Templo de Debod para una reunión de los miembros de CouchSurfing. Me gustan estas reuniones porque me permite conocer gente nueva de todo el mundo. El lunes, conocí a gente de Canadá, Brasil y Turquía. En mi opinión, conocer gente nueva es una de las mejores partes de viajar y estoy feliz que tuve la oportunidad de conocer muchas personas durante mis dos meses en Madrid. Durante el resto de la semana, fui a algunos restaurantes y tiendas cerca de mi apartamento para probar la comida y comprar cosas pequeñas. Es increíble que estaba en Madrid por dos meses y caminaba por los mismos restaurantes y tiendas todos los días pero nunca probé hasta mi última semana. Sin embargo, al final puedo decir que probé todo lo que la ciudad tiene que ofrecer. El jueves, mis compañeros de trabajo me sorprendieron con una fiesta para celebrar mi tiempo de trabajar allí. Ellos prepararon comida típica de España, la mayoría de los cuales era vegetariana para mí. También, me presentaron con una caja llena de regalos de la organización, incluyendo un libro que fue firmado por todos ellos. ¡Era difícil contener mis lágrimas! Esta noche, fui a la última clase de salsa con mis amigas, Laura y Laura. El viernes, me despedí a todas las personas en la oficina. Después de dos meses, siento que ellos son mi familia y por eso fue tan difícil. Todos me dijeron que soy bienvenida a volver en cualquier momento y quedarme con ellos. Tengo la suerte de que era capaz de trabajar en una oficina tan acogedor. El fin de semana, solamente pasé mi tiempo por embalar mis maletas. Además de esto, el sábado, fui a la piscina con algunos amigos y después fui al Parque de Retiro para leer en los jardines. Me fui el domingo por la mañana y, después de un día de vuelo, llegué a casa. Ahora, estoy en los Estados Unidos y mi tiempo en España ha terminado. Aunque estoy triste, yo sé que nunca voy a olvidar todas las experiencias que tenían durante mi tiempo en Madrid. Hasta pronto, Madrid. IMG_4637IMG_4672Processed with VSCO with c2 presetProcessed with VSCO with hb2 preset

Cusco, Caminata a Machu Picchu – Meghan

Como mencioné en el blog previo, durante mi sexta semana en Cusco, fui en el Salkantay Trek a Machu Picchu con tres de mis amigas nuevas: Molly, Quinn, y Emma. Salkantay es un trek de cinco días a Machu Picchu a través de areas glaciales, montañas, valles, la selva, y al lado de vías del tren. La temperatura varia de mucho menos de cero grados a más de treinta grados. Es fisicamente muy duro, pero las vistas son increíbles y la experiencia en general es inolvidable.

Pero, si escribo de todo que ocurrió durante el trek, este blog será demasiado largo. Por eso, escribiré las partes más memorables y las detalles importantes.

La distancia: Sobre 4 días, caminamos más o menos 75 kilómetros. El quinto día, caminamos de nuestro hostal en Aguas Calientes a Machu Picchu, por todo los ruinas, y volvimos a nuestro hostal: estimo aproximadamente 15 kilómetros.

IMG_7938
La primera vista en el trek

El grupo: Había 20 personas en total en nuestro grupo. Habían 6 personas de Inglaterra, 2 de Francia, 2 de Los Países Bajos, 2 de España, una pareja y 2 guías de Perú, y nosotras 4 de los Estados Unidos. Todos fuimos jóvenes y divertidos y nos caímos bien. Reímos, hablábamos sobre diferencias culturales, y todo era genial. Me encantaba el grupo.

La comida: No sé si es porque la comida en nuestro hostal es horroroso, pero pensaba que la comida durante el trek era fenomenal. Desayunamos con panqueques o tortillas de queso; almorzamos con un aperitivo, una sopa, y un plato tradicional de Perú; tuvimos una hora de té y meriendas; y cenamos con sopa y otros platos tradicionales. Siempre había maté de coca o chocolate caliente también. Sentía mejor en el trek que el resto de mi tiempo en Perú (aún incluyendo el dolor del senderismo)

Las dificultades: Caminamos entre 5-9 horas cada día y claro que eso fue difícil. Me dolían las piernas del camino y me dolían los hombros de mi mochila pesada. También, a veces hacía muchísimo frío y a veces, hacía tanto calor que todos sufrimos. Además, la altura fue 4600 metros sobre el nivel del mar. Tuvimos dificultades con respirar. Finalmente, el terreno era pedregoso y me caí unas veces. Aunque estas no son todas las dificultades, pueden entender que el trek no era fácil.

El lago Huamantay: El primero día, había un trek opcional al lago Huamantay. La ruta es muy inclinada y peligrosa, pero la vista al final es preciosa. La temperatura del lago es cerca a cero, pero eso no nos importa a mi amiga Molly y yo y nadamos en el lago. Desafortunadamente, se puso el sol cuando estábamos en el agua y estábamos heladas. Sin embargo, esa experiencia fue una de mis favoritas.

IMG_8168

Tiempo libre: Cuando no estuvimos comiendo ni caminando, ¿que hicimos? Pues, fuimos a fuentes termales, pasamos tiempo con algunos animales en el trek, tuvimos una fiesta, y descansamos.

Tirolina: El cuarto día, en lugar de caminando 3 horas, tuvimos la opción de lanzarnos en tirolina. Habían cinco tirolinas y un puente colgado y todo el grupo decidimos esta opción.

Processed with VSCO with c1 preset
“El mono” 

Machu Picchu: Es imposible describir la belleza de Machu Picchu. Es uno de los lugares más increíbles que he experimentado en toda mi vida. No tengo palabras que pueden hacerle justicia al sitio. Las fotos no hacen justicia a Machu Picchu tampoco, pero es mejor que nada.

La vuelta: Después de 5 días inolvidables, tuvimos que regresar a nuestras prácticas. Cogimos el tren a Ollantaytambo y después, cogimos un combi a Cusco.

Processed with VSCO with c1 preset

Processed with VSCO with c1 preset

Xx Chau,
Meg


 

Cusco, Semanas 4 & 5 – Meghan

En mi cuarta semana en Cusco, empecé a trabajar en un hogar con chicas que habían sido maltratadas. Todavía trabajo con todos los chicos en el orfanato también, pero ahora divido mi tiempo entre el hogar de chicas y el orfanato. Esto fue mi resolución para los problemas  de violencia y atención sexual que yo había sido teniendo con los chicos. No quería abandonar a los niños pero tampoco pensaba que pudiera pasar todo mi tiempo allí con ellos. Estoy feliz con el nuevo arreglo. Paso las mañanas de lunes, miércoles y viernes con las chicas en Casa Acogida y paso las tardes de martes y jueves con los chicos en Maria Salome. A veces, porque las dos pasantías están una al lado del otra, tengo la oportunidad de ver ambos grupos. Todo está resuelto.

Desafortunadamente, mi primera semana con las chicas era también mi primera visita a la clínica acá en Cusco. Porque somos extranjeros, no vamos al hospital como los demás; vamos a una clínica para viajeros. Había estado mala más de una semana con amigdalitis pero pensaba que era de un virus y tenía que esperar. Pero, estaba equivocada. En realidad, tuve amigdalitis bacteriano y bronquitis severa y un doctor vino al hostel para llevarme en ambulancia a la clínica. Pasé 3 días allí con un IV de que recibí antibióticos y otras medicinas.

IMG_7640

Tengo amigos buenísimos acá en Cusco y durante mi tres días en el hospital, los directores de mi programa y mis amigos Emma, Chloe, Rafael y Dario me visitaron. Me trajeron dulces y pasaron tiempo conmigo. Siento muy afortunada por toda la gente increíble que he conocido.

Finalmente, me dejaron salir de la clínica y podía continuar mi trabajo con ambos los niños y las chicas. Jueves con los chicos era normal pero viernes con las chicas fue el último día de la otra voluntaria Idan y también por la tarde, las chicas realizaron un espectáculo sobre el día de independencia de Perú. Pasamos la mañana sacando fotos y riendo e Idan y yo regresamos por la tarde para ver el espectáculo. Las chicas bailaron y cantaron y la tarde fue genial.

**photos above for blog-use only, please**

Durante el fin de semana, mi compañera de cuarto Emma, mi amigas Molly, Quinn, y yo exploramos Cusco. Fuimos de compras en los mercados artesanales, tomamos batidos, y fuimos a una cafetería para tomar café y decir adiós a nuestras amigas Marina y Chloe. Cada semana, tengo que decir adiós a mis amigos nuevos y es muy difícil. Ojalá que nos encontremos de nuevo en el futuro. En general, fue un fin de semana muy tranquila.


La quinta semana en Cusco, tuve deja vu. Empecé la semana con otra enfermedad y tuve que ir al hospital por ambulancia otra vez. Pero, mi amiga Quinn también estaba mala y fuimos juntas y compartimos una habitación. Después de algunas horas y miles de pruebas, el doctor vino con los resultados. Quinn tenía un parásito y yo tenía una infección muy severa de la vejiga y/o los riñones. Ellos no sabían con certeza sin más pruebas. Como la última vez, nosotras recibimos medicina por IV y yo esperaba más información sobre mi infección.

Aunque ellos le dejaron salir a Quinn después de dos días, tuve que quedarme tres días.  Después de más pruebas (como un ultrasonido de mis riñones), los resultados mostraron que era necesaria tratar la infección con antibióticos por vena y no por pastilla. Tenía muchísimas ganas de salir de la clínica pero también quería mejorarme porque Quinn, Molly, Emma y yo habíamos decidido hacer un trek de cinco días a Machu Picchu y saldríamos el sábado por la mañana. Mi final noche en el hospital, mis amigas Emma y Emma vinieron a visitarme y me trajeron pye de límon. Tratamos de ver The Princess Bride, pero el wifi en el hospital no funcionó muy bien y nos quedamos dormidos. Los doctores finalmente me dejaron salir la próxima mañana.

Con mi único día afuera del hospital antes del trek Salkantay, fui a mi pasantía y después Molly y yo hicimos los recados necesarios como comprar ropa para el frío, bastones, meriendas, agua, baterías, etc. Porque no sabíamos si habría comida buena en el trek, cada una de nosotras comimos una pizza entera como nuestra última cena. Después, hicimos nuestras maletas y nos acostamos temprano. Saldremos la próxima mañana a las 5 y tuvimos que estar listas.

IMG_8492.JPG
Nuestra última cena antes de salir

No sabía en el momento, pero la próxima semana en el Salkantay Trek a Machu Picchu sería una de las mejores semanas de toda mi vida.

Xx Chau,
Meg

Olivia Madrid- Semana 6

Estoy empezando mi última semana aquí en Madrid. Por una parte, estoy emocionada para regresar y a reunirse con mi familia y todos mis amigos, los que no he visto en mucho tiempo. Por otro lado, quiero quedarme aquí por siempre. Me encanta la ciudad, la cultura, y la gente. La semana pasada fue una semana extraña en términos del trabajo porque toda la oficina estaba en las vacaciones. Solo 2 otras personas y yo estábamos en la oficina. También, porque fue una día de fiesta el lunes, pareció como una semana muy corta. Porque no había muchas personas en la oficina, tenía más responsabilidad que fue divertido. Afuera de la oficina, regresé a Bellas Artes con Alex el martes para tomar otra foto de la ciudad. La primera vez que vine a este lugar, había un montón de nubes y por eso las fotos que tomé no fueron buenas. El miércoles, después del trabajo, fui a 100 Montaditos con Alex y su amigo Nino para comer. ¡Los domingos y los miércoles, todo en la carta es 1€! Después de comer demasiada comida, fuimos al cine para ver la película Nerve. Esta película estaba en ingles pero tenia subtítulos en español. Me encantó la película porque tenía mi actor favorito, Miles Heizer. Por la segunda vez este día, regresamos a 100 Montaditos después de la película para aprovechar de los precios baratos. El jueves, tuve la oportunidad para ir al hospital con los Doctores Sonrisas y observar sus trabajos con los niños. Esta experiencia fue increíble para mí porque tengo mucho interés a trabajar en un hospital con los niños cuando soy una médica. Más luego, Alex, Nino, el primo de Nino, y yo salimos por la noche porque era el último día de Alex en la ciudad. Fuimos a un sitio llamado el Ice Bar donde la gente puede beber y disfrutar de estar en las temperaturas bajo cero. Fue una experiencia muy interesante porque la habitación estaba hecho sólo de hielo y, después de veinte minutos, tuvimos que irnos porque teníamos tan frió. El viernes y el sábado, estaba sola porque ahora la mayoría de mis amigos han regresado a los Estados Unidos. Esto no me molesta porque me gusta estar sola algunas veces y ahora tengo una oportunidad para explorar la ciudad y relajarme un poquito. Sin embargo, el domingo no tenía la oportunidad para relajarme y en vez de eso, caminé por toda la ciudad para encontrar regalos especiales para mi familia. Al fin, había caminado 8 millas. Luego, por la noche, asistí a una fiesta llamado After Brunch con Laura, Laura, y su amiga. Esta fiesta era más grande que pensé que sería y por eso era tan divertida. Porque es mi última semana en Madrid, espero que esta semana estará llena de actividad.

Alexandra Madrid Semana 13 (en EEUU)

No puedo entender que ocurrió en la semana pasada. Conocí tantas personas, terminé las prácticas con Médicos del Mundo, y he vuelto a Estados Unidos a la casa de mis padres en Michigan. También no puedo entender que va a ocurrir cuando estoy en Estados Unidos. En tres días, voy a mudarme en el piso nuevo en Ann Arbor. Por la semana que viene, tengo algunas entrevistas para el trabajo nuevo y los programas extracurricular. La única cosa que yo sé es que he aprendido mucho durante yo estaba en España. He tenido mucha suerte para trabajar en las prácticas que se parecen similares a que quiero hacer en la carrera después de graduarse la universidad. Quiero trabajar en el aspecto de acción humanitaria, pero no me importa en qué tipo de organización (entre ONG y el departamento del gobierno). En este ONG, me encantan las ONGs y el ritmo que pasa por el día. Las ONGs tienen una atmósfera informal pero todavía tienen urgencia cuando trabajan. También, por la atmósfera informal, yo estaba cómoda para preguntarle a alguien cuando algo me confundió o quería saber más. La experiencia que tuve es algo que no puedo describir con las palabras concretas. Yo me sentía trabajadora y como una parte integral del trabajo aunque yo sé bien que una becaria. En el día final de las prácticas, he llorado en el metro cuando me he ido de la oficina. En el mismo día, he llorado en el taxi que me trajo al aeropuerto. Voy a echarlo de menos al país de España y quiero regresar muy pronto

Colleen- Buenos Aires, Semana 7

Es increíble que he estado en Buenos Aires por más que siete semanas! Mucho ha pasado en la semana pasada.

db3c9e2a-c7ff-40e5-8026-bfc4041139e7
El patio andaluz en el Rosedal

En el trabajo, trabajaba cada día a las 10:00 de la mañana hasta las 4:00 de la tarde. Me gustó mi tiempo en el trabajo mucho porque tuve más responsabilidades trabajando independientemente pero con mi equipo a la misma vez. Estoy muy agradecida por esta oportunidad de trabajar en una compaña argentina porque he aprendido mucho sobre la cultura y la educación en Argentina.

El tiempo afuera del trabajo también pasó muy bien. El lunes salí por la tarde para ver un show de Tango en el centro de Buenos Aires. Fue un tiempo buenísimo! El Tango es un arte muy importante con mucha influencia cultural en Argentina, así que a mi familia argentina y mis compañeros del trabajo, casi había sido necesario que yo lo vea antes de irme de Buenos Aires.  El show estuvo en El Centro Cultural Borges, en un Centro Comercial muy famoso de Buenos Aires que se llama Galerías Pacífico. Desafortunadamente, no pude sacar fotos ni grabar un vídeo del Tango durante el show, porque no estaba permitido y además yo estaba en la primera fila, por eso no era posible. Sin embargo, nunca olvidaré mi experiencia mirando Tango. Aunque mucha gente extranjera piensa que el Tango solo es una formar de bailar, aprendí que el arte del Tango consiste de un género de música para una orquesta y también un género de cantar. El show que vi fue perfecto porque tenía un poco de todo. Habían bailarines en disfraces elegantes, había un cantante, y también había una orquesta viva de un piano, un contrabajo, y un acordeón. Todos eran tan talentosos e impresionantes! Me encantó el Tango mucho!

Después de ver el show, fui a un restaurante en el centro de pasta que se llama Pippo. La comida estuvo riquísima!

Me gustó esta experiencia mucho porque fue una oportunidad buena para conocer mejor el centro de Buenos Aires. Todos los teatros y restaurantes están en la Avenida Corrientes, y me encantó mucho! Aunque era lunes, todavía había mucha gente por todas partes- me parece que “la calle que nunca duerme” sea un apodo justo para la Avenida Corrientes! La calle era muy linda por la noche.

f996e26d-7161-4f23-9309-d23178fe8dd8
El obelisco de Buenos Aires

El fin de la semana pasó muy bien. No había trabajo el lunes, así que el fin de semana estaba largo! Pasé el tiempo muy tranquila. En sábado, fui  a un “shopping” (un centro comercial) para comprar regalitos para mi familia en los Estados Unidos. Había gente vendiendo cosas por todas partes!  Era muy divertido para observar a toda la gente y mirar a todas las cosas en las tiendas.  El domingo y el lunes, fui al Rosedal otra vez para caminar y pasear. Los días estuvieron muy lindos, y me gustó el tiempo en el parque mucho.

70a098f6-ab10-4416-ae16-848d1f110c2a
Me encanta el Rosedal!

Ahora me queda muy poco tiempo acá en Buenos Aires. La experiencia ha sido increíble, y la extrañaré mucho. Sé que hay más para experimentar antes de irme, por eso voy a contarles sobre más en la semana próxima. Hasta entonces, muchas gracias por leer y un saludo!